Tel: +34.956.16.86.28

Fax: +34.956.33.19.63

Email: visitas@bodegastradicion.com

 

Historia del Brandy

Siguiendo fielmente nuestra filosofía, al igual que elaboramos vinos de forma única, respetando los criterios más antiguos  para conseguir un estilo propio, en el caso de los brandies, Tradición no deja indiferente a nadie.

Nuestros dos brandies, cada uno en su clase, son brandies excepcionalmente diferentes a todo lo que se pueda encontrar en el mercado, brandies de esos  que ya no se encuentran.

Lo que los diferencia: el carácter directo, limpio y honesto, la fuerza de la impronta de las botas de vino en los que envejecen, la largura y complejidad de sus aromas naturales.

En Bodegas Tradición fuimos recopilando solerajes y barricas de brandies muy viejos, tesoros escondidos por los rincones de las bodegas de Jerez. Estos dos brandies han sido elaborados a través del ensamblaje de varios brandies procedentes de antiguas bodegas del Marco hoy desaparecidas. El criterio que utilizamos para escoger y ensamblarlos se basó en la honestidad y complejidad de aromas, en la sabiduría de los mejores ensambladores de Jerez.

La calidad de los brandies depende de varios factores que para nosotros se van a convertir en parámetros fundamentales para nosotros:

- La Calidad del Vino del que procede: es importantísimo que el vino a destilar para conseguir los bajos grados no tenga ningún defecto aromático ni estructural. Ha de ser un vino limpio en nariz, sin aromas defectuosos, sin un contenido excesivo de acidez, acetaldehídos ni sulfurosos que darían a la holanda o bajo grado sensaciones sucias y desagradables.

El origen del vino para destilar no está regulado en Jerez y lo más habitual es que las holandas suelan proceder de la zona de Tomelloso, donde se destilan vinos blancos de airén.

El reglamento del Consejo Regulador de la Denominación Específica Brandy de Jerez dice que el vino a destilar debe proceder de uvas sanas que dan unos vinos aptos para el consumo directo (calificados siempre como vinos de mesa), con una graduación de entre 10,5º y 13º. Las variedades utilizadas son las airen (90 %) y palomino (variedades blancas de Vitis vinifera), de carácter bastante neutro para, así, dar al brandy una mayor impronta ligada a la etapa de envejecimiento en Jerez.

- La Calidad de la Destilación: para hacer alcoholes de calidad que sirvan para hacer buenos brandies, necesitaremos utilizar bajos grados u holandas (<70% alc.), obtenidos a través de destilación en alambiques de cobre ya que nos permite destilar vinos en rama que darán mayor carácter al alcohol, porque nos dará más carga aromática por su contenido en esteres y porque, al arrastrar congéneres, nos obliga a utilizar vinos de excelente calidad.

- Tiempo de Envejecimiento: ha sido comprobado por numerosos estudios analíticos que los alcoholes van adquiriendo mayor complejidad aromática, concentrando azúcares y suavizándose a medida que se envejecen. Por eso, cuanto mayor tiempo pasa una Holanda en las barricas mayor calidad tendrá.

- La Calidad y Tipo de Barrica: cuanto mejor sea la barrica, mejores cualidades aportará a las holandas para convertirlas en un buen brandy. En Bodegas Tradición utilizamos botas de roble americanos de 516 litros que han criado durante muchos años vinos de Jerez de alta calidad.
estos vinos van empando las paredes de la bota y la madera absorbe diferentes compuestos aromáticos que se liberarán por difusión lenta en la holanda.
El proceso de envejecimiento adoptado para el brandy es el mismo que el utilizado para los vinos de Jerez, el denominado de soleras y criaderas o sistema de envejecimiento dinámico

Brandies Diferentes…

En Bodegas Tradición queremos dar a conocer los brandies auténticos y honestos de Jerez, manteniendo el carácter del destilado tal y como se encuentra en la barrica.
Lo que encontrará en nuestros brandies le recordará a los brandies de Jerez de principios del siglo XIX o incluso a los viejos rones cubanos criados en botas de Jerez.

Copas Diferentes…

Al ser diferentes en concepto y elaboración, estos dos brandies tienen que ser disfrutados de forma especial. Recomendamos olvidarse de la habitual copa de balón que interpretamos encierra demasiado los aromas y utilizar una copa amplia, que no se cierre, las tipo tulipa son perfectas.  La temperatura también hay que tenerla muy en cuenta, nosotros somos de la teoría de que, para disfrutar al máximo un destilado, conviene servirlo fresco (sobre los 14ºc), en cantidades pequeñas – 3cl. – para que se vaya calentando poco a poco en la copa y podamos, a cada grado que sube su temperatura, encontrar nuevos aromas y sensaciones.

DONDE ESTAMOS

 

Plaza Cordobeses, 3

11408 - Jerez de la Frontera (Cádiz)

 

tw        fb

Registrese